Aral Digital.- La estadounidense Kroger ha facturado 20.045 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio (incluyendo las ventas de combustible), que supone un incremento del 8,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Por su parte, el beneficio neto de la compañía en este periodo ha sido de 351 millones de euros, una rebaja del 14%. En su división de supermercados, las ventas (excluyendo el combustible) han aumentado un 2,4% en los primeros tres meses del curso.

David B. Dillon, director ejecutivo de Kroger, ha indicado que está “encantado con el crecimiento de las ventas registrado en el primer trimestre. La estrategia del grupo destinada al consumidor continúa en pleno desarrollo en nuestras cuatro áreas: nuestras personas, nuestros productos, la experiencia de compra en nuestras tiendas, y los precios”.