Aral Digital.- La cadena estadounidense Kroger -una de las más importantes del país- ha obtenido un beneficio neto de 174,1 millones de euros (254,4 millones de dólares) en el segundo trimestre del año, tal y como ha informado la propia compañía. Esta cifra supone una caída del 8% respecto a los datos registrados en el mismo periodo del año anterior, cuando las ganancias de la empresa ascendieron a 189,2 millones de euros (276,5 millones de dólares).

Asimismo, Kroger también ha visto como sus ventas totales han caído un 2,2% en este tramo del año, hasta alcanzar los 12.114 millones de euros (17.700 millones de dólares) frente a los 12.387 millones de euros (18.100 millones de dólares). Sin tener en consideración las ventas de gasolina, la facturación de la compañía ha ascendido un 3,5% respecto al periodo abril-junio de 2008.

“Mantenemos la confianza en nuestra estrategia. El número de hogares a los que prestamos servicio y el número de artículos que los consumidores compran en nuestras tiendas ha crecido a lo largo del trimestre”, asegura David B. Dillon, presidente y consejero delegado de Kroger.

El operador norteamericano, cuya sede se encuentra en Cincinnati (Ohio), cuenta con 2.470 supermercados repartidos en 31 estados que operan bajo enseñas locales como Ralphs, Fred Meyer, Food 4 Less, Fry's, King Soopers, Smith's, Dillons, QFC y City Market.