La Finestra sul Cielo ha presentado sus resultados económicos del ejercicio 2018, en el que ha experimentado un crecimiento del 19% respecto a 2017, hasta alcanzar los 12.5 millones de euros.

La Finestra sul Cielo innova a través de la complementación de su línea de frío con una de congelado

Este crecimiento en la facturación ha visto también su reflejo en la creación de dos nuevas líneas, una de fresco y la otra de congelado. La línea de fresco fue creada en 2017 en la sede de Montmeló y después de dos años de vida se ha reafirmado con más de 20 referencias que van desde hamburguesas vegetales sin gluten, hasta pasta fresca. La Finestra sul Cielo estrena este 2019 su nueva línea de congelado. Para este cometido ha ampliado su sede de Madrid con una nueva instalación para albergar la nueva plataforma. La línea de congelados de La Finestra sul Cielo, que por el momento incluye productos como postres congelados sin gluten, pulpas de fruta tropical como el açaí y los dos helados de Quinua Real, tiene unas perspectivas de futuro muy prometedoras.

Con esta nueva línea de producción, La Finestra sul Cielo confirma la internacionalización de la marca y la expansión a nuevos mercados como el griego donde se empezarán a vender los postres congelados de Vivibio durante este 2019.

Quinua Real cierra 2018 con una facturación de 1,5 millones de euros en exportación

Otro ejemplo de internacionalización de la marca es Quinua Real, comercializada en 36 países alrededor del mundo como Hong Kong o Arabia Saudita, con una media de facturación de 1,5 millones de euros. Su gran éxito recae en la elaboración de sus productos y la calidad del grano exportado cultivado en el Altiplano Sur de Bolivia.