Las pymes sector comercial son las empresas españolas que presentan un mayor retraso en su adaptación al euro. Según los datos de las Cámaras de Comercio, las empresas más pequeñas, aunque han mejorado en el último año, aún presentan unos niveles más bajos en cuanto a concienciación, estimación de los costes de la adaptación y preparación. En concreto, sólo el 39% de las pymes ya se ha adaptado al euro, si bien, los datos registrados a principios de 1999 señalan una adaptación del 11% de las pequeñas empresas.