Aral Digital.- La cadena alemana de distribución Lidl ha puesto en marcha su tienda on-line. A diferencia de la oferta que ofrece en los establecimientos, este comercio digital abre nuevas oportunidades de mercado con la venta de productos como flores, viajes o conexión a Internet, entre otros.

Por el momento, esta tienda sólo se encuentra disponible en mercados como el alemán y el irlandés. Por lo que respecta al procedimiento de compra-venta es el típico empleado en la Red, los consumidores hacen sus pedidos en la web llenando su carrito de la compra, realizan el pedido y reciben los productos a los pocos días con unos gastos de envío de 3,95 euros.