AMDPress.- En 1984, Mango inauguró su primera tienda en el número 65 del Paseo de Gracia de Barcelona. Veinte años después, el pasado 28 de febrero, la tienda estrenó una imagen totalmente renovada que representa el nuevo concepto de tienda Mango. El establecimiento recupera el ambiente de los años 70 gracias a la utilización del espejo fumé en gran parte de la decoración.

El local se ha dividido en dos ambientes distintos separados por cortinas de color lila. El primero de ellos, que recrea el vestidor de una casa, está decorado con madera de nogal y piedra volcánica de basalto en el suelo. El otro, más blanco y brillante, se reserva para las colecciones más informales.