El grupo Riofisa y la compañía especializada en transporte internacional de mercancías y servicios logísticos ha firmado un acuerdo para que el primero promocione, por un importe de 8,71 millones de euros (1.450 millones de pesetas), la plataforma que se convertirá en la nueva sede central de la empresa para la Península Ibérica.

La nueva sede de Space Cargo ocupará una superficie construida de 13.500 metros cuadrados, dentro de una superficie total de 23.000 metros cuadrados, y estará situada a 28 kilómetros de Madrid, en Camarma de Esteruelas y junto a la autovía N-II, de Madrid a Barcelona. Su finalización está prevista para el verano de 2002.