AMDPress.- La Asociación Española de Empresas de Cash & Carry (AESECC), que ha sido presentada hoy en Madrid, “nace con el objetivo de dar a conocer el sector mayorista a proveedores, clientes y Administración Pública” según ha declarado su presidente, José Luis Utasá, director general de Makro Autoservicio Mayorista. El acto también ha contado con la presencia de Martí Jordá, director general de Gros Mercat (Miquel Alimentació), y Miguel Nigorra, director general de Puntocash, la división C&C de Carrefour.

La nueva organización ha sido impulsada por los tres distribuidores mayoristas mencionados, si bien su pretensión es agrupar a todas las empresas que actualmente operan en España bajo la fórmula cash & carry. “AESECC no nace contra nadie, ya que su única voluntad es dar a conocer el sector mayorista y explicar sus diferencias con otras formas de distribución”, sostuvo Utasá, quien, asimismo, indicó las factores básicos para el desarrollo del formato: “Tratamiento personalizado, innovación, flexibilidad y apuesta por los perecederos y la calidad”.

El reparto de los cargos directivos en la recién nacida AESECC es el siguiente: presidente, José Luis Utasá; vocal, Martí Jordá; tesorero, Miguel Nigorra; secretario, Vicente Dalda.

En el mes de junio del pasado año, comenzaron los contactos entre Makro, Miquel Alimentació y Puntocash para crear la asociación: “Llevamos treinta años de retraso, ya que nosotros mismos no nos hemos preocupado en explicar qué es el cash and carry; sin embargo, ahora, ya tenemos un vehículo de información”, anunció José Luis Utasá.

Proveedores, clientes y Administración Pública son los tres objetivos a informar por parte de la Asociación, si bien en relación con la última, Utasá señaló: “No queremos un trato privilegiado por parte de ninguna Administración, sino, simplemente, que nos escuchen y que nos tengan en cuenta a la hora de tomar decisiones”.

Con la vista puesta en el futuro, Miguel Nigorra, es optimista: “El C&C tiene un futuro muy interesante en España, ya que es el país europeo que posee las mejores perspectivas para el desarrollo de este formato comercial”. La distribución mayorista pretende, sin olvidar a los detallistas de alimentación, profundizar en la satisfacción de las necesidades de los hosteleros, ya que, actualmente, “no suministramos ni el 10% de sus necesidades”, según Nigorra.

Según datos de la propia Asociación, el sector del cash español mantiene abiertos 810 establecimientos que suman casi 1.600.000 metros cuadrados de sala de ventas y que dan servicio a más de un millón de clientes profesionales hosteleros y detallistas de alimentación. Esta fórmula comercial emplea de forma directa a más de 8.000 personas y, según estimaciones de AESECC, espera cerrar 2005 con una facturación superior a los 6.300 millones de euros, un 6% más que en 2004.