Anoche tuvo lugar, en el Hotel Catalonia Plaza de Barcelona, la entrega de premios en la que es ya la 17 edición del Gran Premio a la Innovación, por el que 45 innovaciones han sido elegidas como Producto del Año 2017. La entrega de premios, presentada por Blanca Gener, directora general del certamen, congregó a más de 350 invitados entre representantes de las empresas premiadas, personalidades del mundo empresarial, del marketing y la comunicación.

El Producto del Año, certamen nacido en Francia en 1987, es el único en el que los consumidores eligen los productos más innovadores en gran consumo. Actualmente se celebra en más de 30 países en todo el mundo.

En el marco de la colaboración que El Producto del Año mantiene con Euromadi, los productos más innovadores de 2017 contarán además con acciones especiales en más de 6.000 puntos de venta, con expositores, stoppers y folletos informativos para facilitar que los consumidores accedan a la innovación relevante.

Los galardonados han sido designados tras un estudio realizado el pasado mes de octubre entre el panel de consumidores de Netquest a una selección de productos nuevos lanzados al mercado entre el 1 de enero de 2015 y el 30 de septiembre de 2016 en los sectores de Alimentación, Higiene-Cosmética, Droguería y Parafarmacia. En total se ha encuestado vía on-line a 10.032 individuos representativos de la población española entre 18 y 55 años, que han valorado la innovación y grado de intención de compra de cada uno de los candidatos. Además se ha realizado una prueba de producto a 100 personas por cada producto participante, para valorar cualidades muy diversas como la relación calidad-precio, el envase, sabor, perfume o eficacia.

Los 45 productos premiados se identificarán durante todo el año 2017 con el logotipo Elegido Producto del Año en su comunicación. Estos productos pertenecen a 35 empresas distintas, 13 de las cuales participaban por primera vez en el certamen. Aquí puede consultar la relación de premiados.

La innovación en España

El estudio analiza algunos aspectos relevantes sobre la percepción de los nuevos productos en el mercado. En este sentido, el 66,22% de los encuestados reconoce que le gusta probar nuevos productos, un dato que alcanza el 70,5% en el caso de las mujeres, y el 53,3% está dispuesto a pagar más por un producto nuevo si éste le atrae.

Sin embargo, el 48,8% indica que compra más productos según el precio y se fija menos en si son innovadores. Esto puede deberse a que el 42,2% considera que los productos nuevos difieren poco de los ya existentes y el 47,1% cree que la calidad de los productos de marca blanca es similar a los productos de marca fabricante. El 31,5% de los encuestados se muestra dispuesto a pagar más por un producto de marca fabricante que por otro de marca blanca. Y sólo el 37,8% reconoce que prefiere productos de marca blanca porque son más baratos.

La recomendación (45,1%) es el tercer motivo para comprar un nuevo producto, por detrás de haberlo visto anunciado (49,8%) y de que satisfaga una nueva necesidad (47,4%).