AMDPress.- La división aceitera del Grupo Borges, Aceites Borges Pont, acaba de presentar su balance del ejercicio correspondiente al período comprendido entre el 1 de junio de 2003 y el 31 de mayo de 2004, que refleja una facturación de 223,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,7%. Del total de aceite comercializado (130.250 toneladas), 63.300 toneladas corresponden al aceite de oliva, mientras que las restantes 69.700 toneladas se engloban en aceites de semillas. En conjunto, el balance indica un crecimiento en la comercialización del 13,5%.

Para José Pont, responsable de la división aceitera del grupo, estos resultados son consecuencia de la apuesta de la empresa por la exportación en los últimos años, que ha permitido que sus marcas estén presentes en 103 países. De hecho, el balance recoge que el 75% del total facturado procede de las ventas de aceite de oliva envasado en el exterior, con un montante de 169,4 millones de euros. Por otra parte, Pont destacó el crecimiento exportador de la aceituna de mesa envasada, que en el ejercicio pasado alcanzó las 5.000 tm., y que sigue mostrando una tendencia al alza.

Pont ha aludido a la creación de una nueva división en la Corporación Borges, denominada Borges Foods S.L, para la que se ha construido una sede en San Cugat del Vallés (Barcelona), que asumirá la comercialización de los productos envasados del grupo (frutos secos, aceites, aceitunas y vinagres) tanto con las marcas propias como con enseñas para la distribución, productos destinados al canal de food service y ventas internacionales. Así, quedan fuera las ventas a graneles y al canal industrial, que seguirán atendidos por Borges S.A. y Aceites Borges Pont.