En los últimos años, las cápsulas han sido la gran revolución del mercado del café, y su consumo cada vez es mayor. En línea con esta tendencia, el sistema Nescafé Dolce Gusto se ha adaptado a las demandas del consumidor ofreciendo una gran variedad de alternativas en perfiles de taza, recetas y sabores. Estas cápsulas nacieron para facilitar el consumo de café, pero hoy el mercado ha evolucionado y ya podemos encontrar otro tipo de bebidas como tés o batidos de cacao.

Por este motivo, Cacaolat ha decidido adentrarse en una nueva categoría y lanzando cápsulas de Cacaolat de la mano de Baqué, que son compatibles con las máquinas Nescafé Dolce Gusto.

Con este lanzamiento, Cacaolat se posiciona dentro de la categoría de las cápsulas. Según Cristina Roig, directora de marketing de Cacaolat, “es una gran oportunidad para Cacaolat llevar nuestro inigualable batido de cacao a un nuevo formato y momento de consumo, que nos permitirá entrar en un nuevo lineal en el punto de venta a nivel nacional, junto a la marca referente de esta categoría en el norte de España”.

Para Iñigo Gutiérrez, director de marketing de Baqué, “la ilusión por este proyecto junto con una empresa de prestigio como Cacaolat es máxima. Consideramos esta referencia como un valor diferencial dentro de nuestra oferta de cápsulas compatibles con el sistema Nescafé Dolce Gusto. Estamos convencidos de que se generarán unas sinergias más que positivas para ambas compañías y, sobre todo, que con este producto no se dejará indiferente a nadie”.