AMDPress.- Campofrío ha decidido poner en venta su filial Delicass, que compró al BVV en 1999 y está dedicada a la alimentación de alta gama. Aunque con un gran potencial de negocio, Delicass no encaja en la nueva estrategia que ha adoptado el grupo cárnico de concentrarse en su negocio tradicional. Una vez descartada la venta  a través de un acuerdo con los propios directivos de Delicass, Campofrío ha optado por una solución externa a la propia compañía.