El grupo Campofrío ha decidido retirarse de Filipinas y poner punto y final al enfrentamiento que mantenía con su socio local San Miguel Corporation (SMC), la segunda empresa de alimentación y bebidas de este país asiático.

La empresa española, que había demandado a San Miguel ante la Cámara de Comercio de Londres por incumplimiento del contrato que ambas firmaron en 1991 para la creación de una joint venture, ha acabado con el contencioso alcanzando un acuerdo con su socio para venderle su participación en la sociedad conjunta que mantenían bajo la denominación San Miguel Campocarne Corporation.