Aral Digital.- Coca-Cola ha facturado en el tercer trimestre del año 6.073 millones de euros, que supone un 4,7% más en comparación con los 5.802 millones que ingresó en el mismo periodo de 2009. Igualmente, los ingresos del fabricante en los nueve primeros meses han crecido un 4,8%, desde los 16.941 millones de euros hasta los 17.767 millones.

Asimismo, el operador estadounidense de refrescos obtuvo entre julio y septiembre un beneficio neto atribuible de 1.480 millones de euros, un 8,3% más que 1.366 millones que ganó en el tercer trimestre del curso anterior. En el acumulado anual, Coca-Cola ha registrado un beneficio neto de 4.355 millones de euros, un 14,3% más que los 3.809 millones que percibió en el mismo periodo del ejercicio 2009.

La compañía ha destacado el “sólido” comportamiento que ha registrado su negocio en el tercer trimestre, con unos resultados que superan todos los objetivos de crecimiento a largo plazo. Además señala que la adquisición de Coca-Cola Enterprises' North American, cerrada a principios del cuarto trimestre, y la venta de sus embotelladoras en Noruega y Suecia están en línea con sus compromisos y confirman que sus esfuerzos de integración “siguen en marcha”.

En un comunicado, Coca-Cola también hace mención a la situación del negocio en España, donde, en un trimestre con una competición agresiva de precios, ha mejorado la venta de las bebidas sin alcohol listas para consumir, en parte gracias al continuado éxito de la Coca-Cola Zero y al renovado enfoque de la entrega de valor al consumidor.