AMDPress.- La ambiciosa alianza dada a conocer por Coca-Cola y Procter & Gamble (P&G) será algo más austera de lo anunciado el pasado mes de febrero. En un inicio, las dos compañías tenían previsto crear una empresa conjunta que agruparía la producción y distribución de las marcas de aperitivos y zumos de ambos grupos (Pringles, Sunny Delight, Minute Maid, Fruitopía, Hi-C), y que dispondría de una facturación anual de 4.594 millones de euros (764.377 millones de pesetas). Sin embargo, la compañía de bebidas refrescantes ha enviado un comunicado a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de Estados Unidos en el que informa de que el acuerdo final “será diferente a la transacción anunciada originalmente en febrero de 2001”.

Los detalles del nuevo pacto todavía están siendo discutidos por los ejecutivos de ambos grupos multinacionales, pero se prevé que el acuerdo inicial quede reducido a la distribución de los aperitivos Pringles (P&G) a través de la red de distribución de Coca-Cola y a la creación de una empresa conjunta para desarrollar en el futuro nuevas bebidas.