AMDPress.-El Grupo Codorníu ha dado un paso más en su proceso de expansión en Estados Unidos con la compra de una finca de 74 hectáreas en la zona de Napa Valley (California) por 7,4 millones de euros (1.235 millones de pesetas). Estos terrenos ubicado en Foss Valley, y que ya tienen 23 de las 74 hectáreas plantadas con la variedad de uva Cabernet Souvignon, se suman a las 425 hectáreas que el grupo tiene ya en California, repartidas en tres fincas: Napa Carneros (141 hectáreas), Sonoma Coast (120 hectáreas) y Alexander Valley (164 hectáreas).

Esta última adquisición, enmarcada en el plan de inversión iniciado por el grupo catalán en 1997, y que se añade a las 3.000 hectáreas de viñedo que el grupo tiene repartidas entre España, Argentina y Estados Unidos, se utilizará para plantar las variedades Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot, Garnacha, Cabernet Franc y Tempranillo, entre otras. Estas variedades se destinarán a la elaboración de los vinos de las bodegas Artesa que, según Codorníu, están obteniendo una espectacular acogida en el mercado americano, sobrepasando las expectativas de venta.

La firma catalana, que cerró su último ejercicio fiscal (1999-2000) con un beneficio neto de 11 millones de euros (1.829 millones de pesetas) y una facturación de 183,9 millones de euros (30.608 millones de pesetas), un 41% y 10% respectivamente superiores a los del ejercicio precedente, tiene previsto invertir un total de 7.000 millones de pesetas entre este año y el próximo, tanto en el extranjero como en España para completar sus proyectos de expansión.