Congalsa ha invertido dos millones de euros en la ampliación de la capacidad frigorífica de una de las firmas del grupo, Fricosim, cuya sede se ubica en Deán Pequeño, en Ribeira.

La ampliación de Fricosim ha permitido habilitar una nueva cámara frigorífica, emplazada en el polígono industrial de A Tomada, en A Pobra do Caramiñal, con un volumen de frío de 18.200 metros cúbicos, que alcanza una temperatura de -25 grados centígrados, con estanterías móviles para 3.000 palés.

Con esta ampliación, la capacidad total de las instalaciones frigoríficas de Fricosim asciende a 59.780 metros cúbicos, con 2.200 contenedores metálicos aplicables para túnidos a granel. La ampliación permite, además, situar en un total de 11.000 los palés en estanterías móviles.

Según el director general de la Corporación Empresarial Congalsa, Luis Miguel Simarro, la nueva cámara de la firma posibilitará, “dar soluciones de almacenamiento de frío a las grandes empresas de alimentación de la zona en un momento de alta demanda de ocupación frigorífica”.