AMDPress.- El consumo de frutas y hortalizas está creciendo en los últimos ejercicios apoyado en la tendencia hacia un alimentación sana y equilibrada. Así lo demuestran los datos de AECOC del estudio “qué quiere y qué demanda el consumidor de frutas y hortalizas”, que cifra la cantidad consumida de fruta en 94 kilos por persona y año, mientras que las hortalizas alcanzan los 111 kilos anuales per cápita.

Según este análisis, del profesor del IESE José Luis Nueno, el perfil del consumidor corresponde a una persona de unos 50 años, que vive en un hogar pequeño (1 ó 2 miembros) de una gran ciudad, compra estos productos una vez por semana y prefiere hacerlo en una tienda tradicional.

Asimismo, el estudio refleja que el consumo se incrementa con la edad, ya que los consumidores de más de 50 años suponen más de la mitad de las ventas. De igual forma, las amas de casa que trabajan fuera de casa compran menos frutas y hortalizas, debido a la menor disponibilidad de tiempo. Por último, las personas con rentas más bajas consumen más estos productos, mientras que los que cuentan con más ingresos sustituyen esta compra por la de artículos de mayor valor añadido y precio.

Por otro lado, los datos del panel de consumidores registrado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sitúan el consumo de frutas frescas en 98,24 kilos por persona en 2002, con un incremento del 2,4%. Por su parte, las hortalizas aumentaron su venta un 3,6% hasta las 2.634 millones de kilos, que significaron un crecimiento del 3,8% y un consumo per cápita de 64,93%. De igual forma, las patatas frescas alcanzaron los 36,54 kilos per cápita y las frutas y hortalizas transformadas, los 17,44 kilos por persona y año.