Las empresas que forman el sello Crianza de Nuestros Mares han realizado un esfuerzo para dar visibilidad al sello del pescado criado en acuicultura, creado para ofrecer a los consumidores una herramienta que les permita distinguir doradas, lubinas y covinas criadas en este tipo de aguas, de las que proceden del exterior.

Una presentación global

Gracias a esta acción, que se ha realizado coincidiendo con el arranque del periodo estival de vacaciones y de las primeras ocupaciones veraniegas, el sello Crianza de Nuestros Mares ha llegado hasta los consumidores en el momento de la compra, mediante la suma de los elementos característicos de los espacios comerciales. Para ello, se han creado una serie de elementos específicamente diseñados para mupis, alarmas y el mostrador de pescadería.

Asimismo, la iniciativa ha establecido contacto con más de 1.400 puntos de venta repartidos por toda la geografía española. El esfuerzo principal de la campaña se ha centrado en los centros comerciales Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Hipercor y Eroski. En estos establecimientos, se había programado la presencia de los elementos de la campaña con más de 2.500 mupis digitales y alarmas.