Aral Digital.- Dhul ha recibido el Certificado de Gestión de Calidad ISO 9001, versión 2000, que acredita el sistema de gestión y los procesos de producción de acuerdo con unos requisitos de calidad. Además, enmarca el compromiso de la compañía por ofrecer estándares de calidad altamente competitivos a favor de sus clientes.

Este es un paso fundamental para el desarrollo de la compañía, ya que marca una ventaja diferente en la que continúa su labor de brindar el mejor diseño, fabricación y distribución de postres lácteos y no lácteos. A través de la mejora continua, se optimizan todos los procesos de trabajo y por tanto repercute en la productividad y eficiencia de la marca en beneficio de los clientes y consumidores.

La implantación de estos sistemas de gestión proporciona una serie de beneficios claves para la empresa alimentaria certificada como mejoras del funcionamiento, de la coordinación y de la productividad, así como obtener y mantener la calidad de los procesos y servicios para satisfacer las necesidades de los clientes. Además, permite la reducción del número de inspecciones a proveedores.

Otras ventajas son la seguridad del equipo directivo respecto a la consecución de los niveles de calidad deseados; la demostración de las capacidades de la organización ante sus clientes actuales y potenciales; el acceso a nuevos clientes y mercados más exigentes; y la diferenciación y fortaleza competitiva en el mercado.

De este modo el compromiso de todas las partes involucradas, empezando por la Alta Dirección, es fundamental, para mantener la interacción de procesos, actividades y recursos en beneficio de todos. Además, la ISO 9001 contempla los requisitos mínimos que debe cumplir una entidad para alcanzar los máximos, enfocados hacia el auténtico reto, el mejoramiento continuo.

En esta línea, Dhul, actualmente, se encuentra implantando los estándares BRC e IFS que proporcionan producir alimentos conforme a las recomendaciones de los distribuidores europeos, respecto a la seguridad alimentaria.

Dhul no sólo apostará por la calidad. En 2008, también centrará sus esfuerzos e inversiones en materia de I D, marketing y publicidad con el lanzamiento de productos nuevos e innovadores además de nuevas campañas publicitarias, siguiendo con el objetivo de mantener su fuerte posición en el mercado de los postres refrigerados.

En 2007, la marca Dhul inició una gama de postres refrigerados ligeros con el lanzamiento del primer Flan 0% materia grasa del mercado. En 2008, la gama se extenderá con el nuevo lanzamiento del Tiramisú 50% menos de grasa. Ambos postres responden a la política de innovación de Dhul de llevar a los consumidores postres ligeros que además de ayudar a cuidarse, mantienen el auténtico sabor del producto original.