AMDPress.- Durante el pasado verano, el 86,7% de la población española afirmó haber consumido helados, lo que supone un aumento del 3,6% en relación con el verano de 2004, en el que se registró un índice de penetración del 83,1%. Ésta es la principal conclusión de un informe elaborado por la Asociación Española de Fabricantes de Helados (AEFH), que estima que, en 2005, los españoles consumieron en torno a 350 millones de litros de helado, lo que equivale a unos ocho litros per cápita.

Durante el pasado año, el consumo de helados en los hogares aumentó considerablemente en los hogares, hasta equipararse al que se lleva a cabo fuera del hogar. Concretamente, el grupo de edad que registró los consumos más elevados es el que se sitúa entre los 26 y los 35 años. Por regiones, la zona donde se consumieron más helados en 2005 es Andalucía, seguida de Levante y Cataluña, mientras que en el lado opuesto se sitúa la zona norcentro (Cantabria, Palencia, Burgos, Logroño, Pamplona y País Vasco). En cuanto a la frecuencia de consumo, el 30,3% de la población lo come de dos a tres veces por semana, y un 23,3%, una vez por semana.

Creada en 1977, la Asociación Española de Fabricantes de Helados (AEFH) representa más del 86% del mercado nacional industrial de helados de marca y agrupa a las enseñas más importantes del sector: Frigo, Nestlé, Kalise-Menorquina, Alacant, Royne, Jijonenca y Farggi.