El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Magrama, ha constatado, a través del Panel de Consumo que elabora, que durante el pasado año consumo de leche en los hogares españoles permanece casi estable con un leve descenso del 0,4% con respecto a 2011, con un total de 3.404.056.550 de litros consumidos. El gasto también registró una ligera disminución del 0,5% debido a la estabilización del precio medio que se sitúa en los 0,69euros/litro, ascendiendo a un total de 2.356.676.500 euros.

Respecto al gasto de leche, éste representa el 3,48% del presupuesto dedicado a la alimentación. El estudio refleja también un pequeño descenso del 0,8% en el consumo per cápita, que se sitúa en 73,89 litros por persona y año. Son los hogares formados por retirados donde se registró el mayor consumo durante el pasado año, con un 21% del volumen de leche, frente a los jóvenes independientes, que constituyen el grupo con menor consumo, el 1,9%. Por Comunidades Autónomas, destacan Madrid y Andalucía, que suman el 30,1% del consumo de leche en el país. Por lugar de compra, más del 50% de litros de leche líquida adquirida por los hogares se ha comprado en el Super; siendo este el único canal que ha incrementado su compra en el último año en un 2%.

El informe muestra como la leche de larga duración es la más consumida en los hogares españoles durante 2012, representando el 96,1%, manteniéndose casi estable su compra, con una leve disminución del 0,2% frente al año anterior, al igual que el gasto que descendió un 0,4%. El resto de cuota, el 3,9%, corresponde a la leche de corta duración, cuyo consumo descendió un 4,8% y un 3,4% en valor. Por variedades, la leche semidesnatada ha sido la más consumida en los hogares. Al cierre del año 2012, el consumo supuso el 42,5% del total de leche envasada, manteniéndose casi estable su compra, con un ligero descenso del 0,3%, mientras que el gasto subió un 0,6%. El precio medio se situó en los 0,68 euros /litros lo que ha supuesto un incremento del 0,9%.

En segundo lugar y representando el 29,1% del consumo en los hogares se encuentra la variedad entera. Durante el año 2012, el consumo de esta variedad cayó un 4,7%, en comparación al año anterior; caída similar en gasto que supuso un 6,1%, debido a la caída de su precio medio en un 1,8%, situándose en los 0,68 euros/litro. Por último la variedad desnatada ha supuesto el 28,4% del consumo en hogares. Esta es la única que incrementó su volumen en el último año incrementando el consumo en un 4,3%, al igual que el gasto que ascendió un 3,9%. Coincide por ser igualmente, la variedad con el precio medio más alto de leche, situado en 0,72 euros/litro, a pesar que durante el último año bajó un -0,4%.