Aral Digital.- El descenso del consumo interior de vino en nuestro país se sitúa en el -5,2% en volumen hasta los 1.084,72 millones de litros y en el -4% en valor hasta los 2.841 millones de euros, según datos presentados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mapa, y analizados por la Federación Española del Vino, FEV.

Esta caída, que sitúa a España en el mínimo histórico de consumo de vino, unido al crecimiento de la población, apunta a una cifra de consumo per cápita de 24,9 litros por persona y año, lo que supone un descenso del -6,9% frente a los más de 26 litros de 2005. En el canal de alimentación, la pérdida se establece en un -0,8%.

En cifras absolutas, estima el Ministerio que de los 1.085 millones de litros consumidos, 468,35 millones se consumieron dentro de los hogares españoles (43,2% del total) y 616,37 en bares, cafeterías, hoteles e instituciones, (el 56,8% del total consumido).

Esta evolución negativa del consumo se explica por la caída en el canal hostelería de los vinos con D.O. (-9,6%, hasta los 239 millones de litros) y vinos de mesa (-8,1% hasta los 346 millones de litros), de los que se han dejado de consumir 25 y 31 millones de litros respectivamente. En menor medida, cae también el consumo de vino de mesa en alimentación (-3,1%). Estas pérdidas no son compensadas por la subida del consumo de vino con D.O. en los hogares españoles, que crece un 4% hasta los 116 millones de euros.

En cuanto al consumo de espumosos y cavas se mantiene estable en el total, aunque con distinta evolución según el canal: aumenta un 1,1% en alimentación, mientras que cae un -1,2% en hostelería.

En definitiva, cae un año más el consumo de vino de España, por la mala evolución en el canal hostelería. Desde la FEV se espera que ésta no sea la tendencia del consumo de vino en hostelería y que las medidas emprendidas en colaboración con el MAPA, ayuden a corregirla.