Aral Digital.- El consumo de vino en el “canal alimentación” ha caído un 3,1% durante el primer semestre de 2007 en España, situándose en 222,86 millones de litros consumidos, según datos del panel de consumo alimentario del Ministerio de Agricultura, analizados por la Federación Española del Vino (FEV).

Esta caída global se ha debido al descenso del consumo de vino de mesa (-10,4%), a pesar del destacable aumento del vino con denominación de origen, 11,3% hasta los 61,45 millones de litros. En volumen, la buena marcha del resto de productos, no logra compensar las pérdidas del consumo de vino de mesa.

En lo que se refiere al gasto en alimentación, se produce un aumento del 8% hasta los 455 millones de euros. Aumento que se explica por la buena evolución del vino con D.O. que crece un 15,2% hasta los 223 millones de euros y de los espumosos y cavas que lo hacen en un 29% hasta los 50 millones de euros. El vino de mesa, cae un -5,1%.

En definitiva, cae el consumo de vino en el canal alimentación en términos de volumen (-3,1%), mientras que aumenta el valor de lo gastado por los hogares españoles ( 8%). Tanto en términos de volumen como en términos de valor, se registra una caída del consumo del vino de mesa (-10,4% y -5,1% respectivamente), mientras que aumenta el consumo del resto de productos, destacando el del vino con denominación de origen y el de los espumosos y cavas.