AMDPress.- El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) presentó ayer los datos definitivos del “Panel de Consumo Alimentario 2004” en los que muestra un gasto en alimentación en España de 74.752 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 7,7% respecto al año anterior. También ha aumentado 0,5 puntos la importancia relativa del gasto en hostelería y restauración con respecto al realizado en los otros dos sectores, hogares e instituciones.

En hogares, las comunidades autónomas con un mayor consumo han sido Cataluña, Asturias y Castilla y León y las que menos Murcia y Andalucía. Los productos con un mayor crecimiento de consumo han sido el aceite de oliva virgen, los vinos con Denominación de Origen, los platos preparados y los derivados lácteos. El MAPA resalta especialmente el crecimiento del aceite de oliva, sobre todo del virgen que ha llegado a representar un 27% de todas sus ventas, incrementando su peso en tres puntos con respecto a 2003.

El vino aumenta su consumo por primera vez en los últimos 17 años se ha producido un aumento en su consumo. Se observa un importante incremento del vino de calidad (vcprd) ( 13,6%) y un freno en la caída que se viene produciendo en los últimos años en los vinos de mesa (-0,3%). En 2004, los vinos de calidad han representado casi el 30% de todas las ventas en este mercado.

Desde el Ministerio destacan que aumento continuada en la última década del consumo de platos preparados y de derivados lácteos. Este aumento está provocado por la facilidad de consumo y preparación, favorecido por el esfuerzo de la industria alimentaria por adaptar sus productos al estilo de vida actual.

En esta ocasión, se ha comparado los datos de consumo del INE de 1958 con los del Panel 2004 y se constatan varios cambios en la estructura del gasto en alimentación en este periodo: han perdido valor el pan, los cereales, grasas y huevos y ha aumentado el peso de la carne, el pescado, las frutas, la leche/derivados, las bebidas no alcohólicas y los platos preparados.