AMDPress.- El Instituto Aragonés de Fomento (IAF), entidad que depende del Departamento de Industria, Comercio y Desarrollo del gobierno de Aragón, ha iniciado un proceso de transformación en la Sociedad Almzaras Reunidas, S.A., como consecuencia de la baja comercialización del aceite, la falta de calidad y los problemas de gestión. "Ante los resultados registrados, solicitamos a las cooperativas que nos dejaran las manos libres para iniciar una revisión de la sociedad", ha señalado el director del IAF, Javier Urrecha.

Para alcanzar el objetivo de conjuntar las actuaciones de varias cooperativas aceiteras del Bajo Aragón turolense, uno de los primeros cambios efectuados ha sido el incremento de la participación del IAF y la asunción de la presidencia por parte de un asesor del gabinete, Sergio Navarro.

Para los próximos años, se espera aumentar la calidad del producto hasta alcanzar los niveles exigidos por los controles de la Denominación de Origen Aceite del Bajo Aragón e incrementar la comercialización hasta los 120.000 litros fijados como meta cuando se creó esta entidad.