Aral Digital.- El precio mundial de los alimentos se ha incrementado un 80% desde 2006, según un estudio realizado por el Parlamento Europeo. Es por ello que la Eurocámara ha aprobado un documento que incluye una serie de medidas para hacer frente a la crisis alimentaria mundial.

En concreto, el informe aprobado solicita la creación de un fondo internacional de reserva de productos y almacenamiento de proteínas, fertilizantes, semillas y plaguicidas. Este depósito global serviría de apoyo a los países más desfavorecidos del mundo.

Otra de las medidas que incluye el documento es la realización de un análisis del impacto que ha tenido el incremento de la producción de biocombustibles en el precio de las materias primas alimentarias. Como soluciones a esta contingencia, los europarlamentarios solicitan la firma de acuerdos internacionales que fijen las subvenciones a la producción de biocombustibles y que la UE se comprometa a apostar por los biocombustibles de segunda generación, que no perjudiquen a la producción de alimentos.

El Parlamento Europeo ha puesto de manifiesto que las subvenciones a la agricultura y al desarrollo rural han pasado de un 17% en 1980, a menos de un 3% en 2006. Por ello, ha instado a la Comisión Europea a que fiscalice el destino de la financiación europea para lograr un balance positivo en el sector de la agricultura.

Por último, el documento aprobado por los eurodiputados, contempla también que los gobiernos de los Estados Miembros destinen el 10% de su presupuesto nacional al sector agrícola, así como un reforzamiento de la Política Agrícola Común (PAC).