Un equipo de empresas y centros de investigación ha llevado a cabo el proyecto Easyfruit consistente en el desarrollo de un innovador envase activo que alarga de la vida útil de la naranja y la piña, una vez peladas y cortadas, en 9 y12 días, respectivamente.

El proyecto ha sido llevado a cabo por un consorcio de empresas, coordinado por Itene, y formado por Centros Comerciales Carrefour, Spektar, Omniform, Cooperativa Rural San Vicente Ferrer de Benaguasil, Slice Fruit y Nofima. Como explica Marta Lara, coordinadora del proyecto de Itene, "el funcionamiento de este innovador envase consiste en la liberación de unas sustancias que entran contacto con la fruta fresca y consiguen alargar la vida útil, en este caso, de la naranja y la piña, de los 7 días de los envases tradicionales, a 9 en el caso de la naranja, y a 12 en el de la piña".

El proyecto Easyfruit puede contribuir a aumentar el consumo de fruta en la sociedad. Además, las empresas pueden abrirse a nuevos mercados y disminuir pérdidas por fruta deteriorada. Desde un punto de vista ambiental, el proyecto también permite reducir el desperdicio alimentario.

Mariano Rodríguez, director de Calidad y Desarrollo Sostenible de Centros Comerciales Carrefour, ha manifestado que "este nuevo envase ayuda a reducir la cantidad de pérdidas producidas en los almacenes y también en casa de los consumidores".