AMDPress.- La ministra de (Agricultura, Pesca y Alimentación), Elena Espinosa, ha defendido la responsabilidad de las diferentes Administraciones Públicas en sus distintos niveles -regional, nacional y europeo- en las materias relacionadas con la protección y calidad de los productos agroalimentarios, si bien buscando un equilibrio entre ellas y teniendo en cuenta las condiciones internacionales del mercado alimentario y las características propias de cada Estado.

Las reflexiones de Espinosa se produjeron en el marco del debate abierto por la presidencia holandesa del Consejo Europeo sobre "La imagen pública de la agricultura: ¿de qué es responsable cada cual?", que se celebra en Noordwijk. La ministra señaló que, en la medida en que se incrementen los sistemas de protección y seguridad de la calidad se estará contribuyendo al objetivo común de lograr una agricultura sostenible, competitiva y con mayor aceptación social.

Para Espinosa, la responsabilidad no puede ser delegada pero sí compartida con los agentes privados a través de la legislación. Según la ministra, los gobiernos pueden garantizar la confianza de los consumidores en los sistemas privados mediante una política informativa eficaz de los sistemas de certificación. En este sentido, Espinosa indicó que España fue uno de los países impulsores en la adopción de los reglamentos comunitarios de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas, de Certificación de Características Especificas y de Método de Producción Ecológica.