ARAL Digital.- Finca Montepedroso, a una altitud de 750 metros y con una superficie de 25 hectáreas de viñedos, es el último proyecto puesto en marcha por Familia Martínez Bujanda. En su inauguración, celebrada ayer 12 de marzo, han estado presentes el alcalde de Rueda, Juan Alonso Morales; el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero García; junto con los propietarios del grupo bodeguero, Carlos y Pilar Martínez Bujanda y otras personalidades y amigos de Familia Martínez Bujanda.

Finca Montepedroso es una bodega vanguardista, dotada de las últimas tecnologías en la elaboración de vino blanco, donde se cultiva y produce un verdejo que lleva el nombre de la bodega. Con una inversión inicial de cuatro millones de euros, en Finca Montepedroso se producen 120.000 botellas con una vocación claramente exportadora, como demuestran los 56 países donde ya se exporta.

Un proyecto que comenzó en abril de 2008, cuando el grupo bodeguero adquirió una finca de 25 hectáreas a 750 m de altitud en la localidad de Rueda, en la que ha terminando de construir, en su parte más alta, una bodega. Este nuevo proyecto cuenta con la misma filosofía que el resto de bodegas del grupo: viñedos propios localizados en las mejores zonas vitivinícolas y una esmerada y cuidada elaboración. Para el éxito de este nuevo proyecto, el director técnico y enólogo del grupo, Lauren Rosillo, ha viajado a diferentes países de gran prestigio en la elaboración de vinos blancos, como Sudáfrica o Nueva Zelanda, donde estuvo vinificando y perfeccionando técnicas de elaboración en las mejores bodegas de cada país, para después aplicarlas a Finca Montepedroso.