AMDPress.- La Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) se encuentra actualmente revisando y ampliando su Código de Autorregulación Publicitaria, creado en 1999 para que lo apliquen todas las empresas asociadas. El propósito es adaptar el Código, cuyas prioridades son la protección de los menores y evitar que la publicidad incite al consumo abusivo o inapropiado, a las nuevas tecnologías y reforzar su compromiso de promover una publicidad responsable en colaboración con las autoridades.

El nuevo Código, cuya modificación está prevista para 2006, incluirá normas éticas del sector, publicidad en nuevos soportes multimedia, lucha contra la violencia de género, etc. “La experiencia adquirida en su aplicación y funcionamiento, así como la propia naturaleza dinámica y evolutiva de la sociedad y de la actividad publicitaria exige por parte de nuestro sector, como de todos los actores concernidos, un esfuerzo de actualización de estos compromisos de autocontrol en diálogo y colaboración con las autoridades”, señala Bruno Rain, presidente de FEBE.

El Código de Autorregulación de FEBE, que supera y amplía los límites legales, somete a las empresas a un estricto sistema de control de sus mensajes comerciales. Asimismo, incorpora un dispositivo “copy advice” o de revisión previa voluntaria de las campañas de publicidad.