AMDPress.- Federico Paternina, firma vitivinícola presente en las Denominaciones de Origen de La Rioja, Ribera del Duero y Jerez, obtuvo unos ingresos de 9,45 millones de euros durante el primer trimestre de 2003, que representan un aumento del 56,64% respecto a los 6,03 millones registrados durante el mismo período del año anterior. De esta manera, el resultado después de impuestos se ha situado en 0,95 millones de pérdidas, frente a los 0,99 millones negativos de los tres primeros meses de 2002.

Según la compañía, el aumento en la facturación se ha debido al incremento de las ventas de graneles, que ha significado 2,4 millones de los 3,42 millones totales de crecimiento. Para ello, Federico Paternina ha “aligerado” los stocks con el objetivo de mejorar la estructura financiera y situarlos al nivel acordado en el plan estratégico. De igual forma, el comportamiento de embotellado, tanto en interior como en exportación, ha mejorado un 26,2 y 11 por ciento, respectivamente.

Según la compañía, la influencia sobre los resultados de la evolución de los ingresos sigue siendo baja porque “todavía se utilizan coupages de coste muy elevado” y por el peso de costes no recurrentes en la estructuración comercial y la campaña publicitaria de la nueva imagen.

Federico Paternina, registró el pasado año unas pérdidas de 8,32 millones de euros, cifra similar a los 8,34 millones de euros negativos de 2001. En cuanto a la facturación, las ventas crecieron un 24,8% pasando de 29,96 a 37,39 millones de euros.