Aral Digital.- “Aunque 2008 está siendo un año de moderación de la demanda, las ventas de nuestra marca están registrando un crecimiento del 14% frente al año anterior”, sentencia Francesco Cecere, director de Planificación y Control de Dirección de Coop Italia, que es la compañía que lidera la gran distribución en el país mediterráneo, con una cuota de mercado del 15,4%, según IRI.

“En los últimos años, en Coop hemos hecho de la marca de distribución un mero vehículo de la enseña basado en conveniencia, calidad, seguridad y ética del producto”, según Cecere, quien prosigue: “La cuota de mercado en valor que tiene la MDD en nuestra cadena es del 25%, la más alta del país”. Según los últimos datos del Anuario PLMA, la MDD tiene una cuota del 13,7% en términos de valor en el conjunto de Italia.

Coop, que actualmente tiene nueve millones de hogares compradores (de los que seis son socios de la propia cooperativa), ha firmado un acuerdo con Tim para ofrecer el servicio de telefonía móvil Coop Voce. “Somos conscientes de que el futuro de la distribución se basará en los servicios y no sólo en las mercancías; con esta lógica hemos entrado en el mercado de la telefonía móvil como el primer operador virtual y ya tenemos 300.000 clientes”, analiza Cecere.

Preguntado Cecere por el hecho de que algunos de sus competidores, caso de Auchan, hayan comenzado a comercializar carburante en los puntos de venta, su respuesta es la siguiente: “Es un mercado muy complejo, pero en el que ya estamos realizando algunas experiencias locales que están dando muy buen resultado. Estamos estudiando un proyecto de ampliar la distribución y llegar a nivel nacional para ver cómo encaja e impacta en nuestro negocio y poder organizarnos de forma apropiada”.

Coop está basado en un sistema cooperativo. ¿Sigue siendo un planteamiento válido en las actuales condiciones de mercado? “Por supuesto, ya que nos permite tener presencia tanto en las grandes como en las pequeñas poblaciones, con tiendas que van de los 100 a los 1.200 metros cuadrados. Se trata de un modelo de desarrollo modular y flexible”, afirma el director de Planificación de la compañía.

Finalmente, Francesco Cecere describe con las siguientes palabras la situación que está atravesando el escenario italiano: “El país está padeciendo una crisis económica que se refleja en la reducción del poder adquisitivo, lo que implica que se refuerce la competencia en el precio y que exista una notable infidelidad a las enseñas”.