AMDPress.- Gallina Blanca, filial alimentaria del grupo Agrolimen, ha firmado un acuerdo con Carma, compañía especializada en distribución alimentaria en los canales de hostelería y restauración, para la creación de una sociedad dirigida a la elaboración de platos preparados para el sector hotelero.

Carma, compañía con sede en Mallorca y propiedad de la familia Escarrer, accionistas mayoritarios de la cadena hotelera Sol Meliá, aportará su centro productivo; mientras que Gallina Blanca se encargará de la comercialización, contribuyendo con su equipo comercial. Según la compañía del grupo Agrolimen, “el objetivo es ofrecer a los restauradores y hoteleros platos preparados que permitan gestionar y planificar sus menús de temporada, sus procesos de elaboración y, sobre todo, mantener los estándares de calidad.

De esta manera, Gallina Blanca refuerza su presencia en el sector de platos preparados. La firma catalana comercializa en este segmento sopas, ensaladas y platos a base de pasta, arroz, legumbres, así como tortillas de patata. En este sentido, la compañía mantiene un acuerdo con el Grupo ONCE, con quien participa al 50% en la sociedad Fulpresa, dedicada a la fabricación de tortillas refrigeradas y congeladas y con instalaciones fabriles en la localidad cordobesa de Cabra. Además, ha alcanzado una alianza con la francesa Fleury Michon para la producción de tortilla de patatas y platos preparados a base de pasta con la marca Frescavida.