AMDPress.- Graham Packaging, LP hace su primera entrada en el mercado de aperitivos salados como proveedor de envases rígidos de polietileno de alta densidad para la nueva línea de patatas fritas Stax de la marca Frito-Lay, que pertenece al grupo PepsiCo.

Graham Packaging abrió una nueva planta en Méjico, donde comenzó su producción para Frito-Lay usando líneas de moldeado de alta velocidad por extrusión. La nueva línea comenzó su distribución estadounidense en agosto en dos tamaños distintos.

El director de la Unidad de Comida y Bebida de Graham, Jay Arnold, explicó que la lata ha sido construida mediante cuatro capas, y con un diseño que protege al producto de deterioros y lo mantiene fresco. El envase rígido presenta, además, un acabado de alta calidad, un cierre de inducción y una tapa de presión de polietileno de baja densidad.

Graham Packaging produce y vende envases y contenedores plásticos fabricados por moldeo de inyección bajo pedido, o según las necesidades del cliente, tanto para los mercados de comida o bebida, cuidado personal y lubricantes para la automoción. La compañía emplea a 3.900 personas en 56 plantas y obtuvo unas ventas mundiales netas de 906,7 millones de dólares (788,90 millones de euros) en 2002.