El Grupo Choví se convierte en Constructor de futuro de Aldeas Infantiles SOS tras la firma de un convenio con la ONG para fortalecer a las familias en situación de vulnerabilidad y evitar la posible separación de padres e hijos. Con este acuerdo, el Grupo Choví se compromete a destinar un porcentaje de la venta del allioli mortero al Centro de Día de Aldeas Infantiles SOS en Benicalap, al que acuden niños de entre 3 y 12 años y sus familias. La campaña, que se lanza este mes de marzo, tiene como objetivo recaudar a finales del mes de junio 40.000 euros.

En este sentido, el director general de Grupo Choví, Enrique Choví señala que “con esta iniciativa queremos contribuir a mejorar el futuro de los niños en riesgo de exclusión. En Choví creemos firmemente que los niños de hoy son el futuro de la sociedad, por ello, tenemos que apoyar a las familias para evitar la separación de padres e hijos y garantizar que estos niños crezcan junto a sus familias”.

En opinión del director general, “vivimos en un mundo en el que todo se puede y todo es válido, sin embargo, hay reglas que no se deberían romper y límites que no se deberían cruzar, sobre todo si se trata del futuro de los niños y niñas. Todos necesitan crecer con su familia para alcanzar su máximo potencial y tener la oportunidad real de ser felices”