AMDPress.- Grupo Faustino, líder en la elaboración de vinos de alta gama y en la gestión de bodegas con denominación de origen, prepara un ambicioso plan de futuro que incluye importantes inversiones. La nueva etapa del grupo familiar, gestionada por la cuarta generación, supone su consolidación como grupo líder en el sector vinícola y el estreno de una nueva identidad corporativa. Durante el pasado ejercicio 2002 el grupo facturó 80 millones de euros, después de crecer un 12% sobre el año anterior. Un 51% de las ventas se destinaron al mercado español y el 49% restante al extranjero, con exportaciones a 65 países.

Actualmente, Grupo Faustino dispone de seis bodegas de reconocido prestigio situadas en las denominaciones de origen de La Rioja (Bodegas Faustino, Campillo y Marqués de Vitoria), Navarra (Bodegas Valcarlos) y La Mancha (Bodegas Leganza). Completa el grupo las Bodegas Victorianas cuyos vinos ofrecen una selección de variedades de uva de todo el territorio español. Para el futuro, entre otros proyectos, el grupo prevé su entrada en la denominación de origen de Ribera de Duero, tras la adquisición de 160 hectáreas en los Pagos de Gumiel de Izán y Roa. Próximamente iniciará la construcción de la bodega que supondrá una inversión de ocho millones de euros.

Por otra parte, Grupo Faustino acaba de estrenar identidad corporativa coincidiendo con su consolidación como grupo vinícola. La nueva imagen representa la unidad del grupo sin olvidar la singularidad de cada una de las marcas que identifican sus seis bodegas.