El Grupo Ferrero ha presentado su último informe sobre Responsabilidad Social Corporativa en un evento en la Embajada de Italia que ha contado con la presencia de la directora general de Ferrero Ibérica, Antonella Sottero, y del presidente de la CEOE, Juan Rosell. En la convocatoria también participaron Stefano Sannino, Embajador de Italia en España; Roberto Torri, director de Relaciones Institucionales de Ferrero ibérica y Franco Martino, director de medios y patrocinio de la compañía. Durante el evento también se ha conmemorado el 30º aniversario de Ferrero en España.

"La Responsabilidad Social Corporativa no es un concepto vacío para nosotros. Es un compromiso tangible, que marca la actividad diaria de la compañía en todo el mundo", ha explicado la directora general de Ferrero Ibérica. "Desde la recolección de materias primas hasta que el consumidor tiene en sus manos el producto final, la Responsabilidad Social de Ferrero rige las directrices que marcan el camino por el que avanza la compañía".

Por su parte, Juan Rosell ha puesto en valor los 30 años de Ferrero en España, en especial su responsabilidad con la sociedad. "Todas las empresas trabajan para generar riqueza y Ferrero lo consigue, pero manteniendo una responsabilidad con la sociedad, en especial con los más desfavorecidos". Rosell ha destacado la importancia de los proyectos humanitarios de Ferrero en países desfavorecidos y también sus iniciativas para fomentar estilos de vida activos.

Juan Rosell, presidente de Ceoe, ha destacado la labor de Ferrero en favor de la sociedad, en el marco del 30º aniversario de la compañía en España

Durante el encuentro también se han repasado las últimas novedades de la compañía en materia de sostenibilidad, mediante la presentación del último informe anual. En este sentido, se han analizado los avances en los objetivos del Grupo Ferrero para 2020, un compromiso que adquirió la compañía con la sociedad a comienzos de la década y que va en camino de cumplir en la fecha señalada.

El Grupo Ferrero ha superado ya el 75% de sus objetivos de sostenibilidad y se acerca al 100% previsto para 2020. En esta línea, a través de sus programas Ferrero Farming Values, se compromete al suministro totalmente sostenible de las materias primas, es decir, que el 100% de las materias primas que utiliza en la elaboración de sus productos sea sostenible a finales de la década. Estos objetivos se plasman en el proyecto F-ACTS (Ferrero – Agricultural Commitment To Sustainability), que abarca acciones que buscan la sostenibilidad y trazabilidad de las materias primas. Ferrero ha logrado cumplir antes de tiempo varios objetivos, como es el caso del aceite de palma utilizado, 100% sostenible y con certificación RSPO de aceite segregado; o el 100% de los huevos procedentes de gallinas camperas.

La compañía cuenta con otros proyectos para contribuir a la sostenibilidad del planeta, como Ferrero4Future, cuyo objetivo es conseguir un futuro más sostenible; o FER-Way, que busca la implantación de una economía circular y la medición del impacto ambiental de todas sus cadenas de suministro de productos.

La compañía también muestra su compromiso con las personas, desde los consumidores, hasta los trabajadores y ex trabajadores. Muestra de ello son las diversas iniciativas que lleva a cabo, como el Proyecto Empresarial Michele Ferrero, un conjunto de empresas sociales en regiones en vías de desarrollo; la Fundación Ferrero, que busca la mejora de la calidad de vida de las personas mayores; o la iniciativa Kinder Sport, cuyo objetivo es promover estilos de vida activos entre los más jóvenes y que movió a más de 4,4 millones de niños en 28 países en el último año.

 'Premio Personas & Planeta'

Ferrero también aprovechó la presentación de su informe para otorgar la segunda edición de su 'Premio Personas & Planeta', en esta ocasión a la Fundación Ecomar por su trabajo en defensa del planeta y su afán por la educación a niños y adolescentes en el cuidado de nuestros mares, su flora y su fauna. Theresa Zabell, presidenta de la Fundación Ecomar, ha sido la encargada de recoger el galardón.

Con la entrega de este premio, el Grupo Ferrero pone en valor la labor de otras organizaciones para mejorar las condiciones de vida de las personas y la sostenibilidad ambiental. Según el ránking Global RepTrak 2018 de Reputation Institute, el Grupo Ferrero es la empresa del sector de alimentación con mejor reputación del mundo.