AMDPress.- El grupo cervecero belga InBev ha alcanzado un acuerdo con Alfa-Eco por el cual se hará con cerca del 20% que esta compañía posee en la Sun Interbrew, en una operación total que asciende a 259,7 millones de euros. InBev pagará 26,51 euros por cada acción de Sun, lo que supondrá un desembolso de 204,7 millones de euros, y además abonará otros 55 millones a Alfa-Eco por derechos comprometidos previamente entre las dos compañías. La operación, acordada el pasado 31 de diciembre, fue anunciada ayer por InBev en un comunicado.

Después de esta compra, que tras la aprobación de las autoridades podría estar cerrada durante el primer trimestre del año, InBev incrementa su participación en Sun hasta el 97,3% de las acciones con derecho a voto y hasta el 98,8% de las que no tienen derecho a voto, obteniendo así el 98,5% de la capitalización de la compañía. InBev inició su desembarcó en Sun en 1999 y hasta hacerse con prácticamente con su totalidad ha invertido cerca de 1.200 millones de euros. Rusia representa uno de los mayores mercados del mundo para la cerveza, donde las principales compañías del sector están reforzando sus posiciones, como hiciera Heineken durante el pasado año con la adquisición tres cerveceras del país.

InBev es el resultado de la fusión entre la cervecera belga Interbrew y la brasileña AmBev, una unión que culminó el pasado agosto y del que ha surgido un grupo que se presenta como el líder mundial del mercado en volumen y que cuenta entre otras con marcas como Stella Artois, Brahma, Beck's o Hoegaarden. InBev emplea a unas 77.000 personas en todo el mundo, está presente en 30 países y en 2003 alcanzó unas ventas netas de 9,3 billones de euros.