La división de Alimentación Humana de Indukern, empresa del Grupo Indukern dedicada a la distribución de productos químicos a nivel global, ha decidido entrar en un nuevo segmento: el diseño, producción y comercialización de ingredientes alimentarios funcionales.

Se trata de formulaciones en polvo para la elaboración de quesos, lácteos y bebidas, que también se utilizan para otras aplicaciones como las cárnicas, las utilizadas en repostería y panificación, salsas y otros productos. La división cuenta con un equipo cualificado en desarrollar soluciones personalizadas a medida del cliente.

Desde la compañía se indica que la entrada en este nuevo segmento de mercado supone que la división de Alimentación Humana de Indukern organiza ahora su actividad en torno a tres ejes estratégicos de desarrollo de negocio: su actividad como intermediaria entre los proveedores de materias primas y los fabricantes de productos acabados, la representación de algunos de los mejores fabricantes del mundo de su sector y la reciente entrada en el diseño, producción y comercialización de soluciones.

Según Daniel Díaz-Varela, director general de Indukern, "crear productos propios, además de continuar con nuestra actividad de distribución, es clave para el futuro de la compañía: nos permite seguir creciendo, tener presencia en otros segmentos de mercado y potenciar nuestras ventas internacionales".