AMDPress.- El Consejo de Ministros autorizó el pasado viernes, 7 de noviembre, a propuesta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la creación del mercado de futuros del aceite de oliva, que estará regido por MFAO, Sociedad Rectora del Mercado de Futuros del Aceite de Oliva, S.A., así como el Reglamento de este mercado y otro acuerdo que reconoce a la cámara de compensación del mercado como sistema español de compensación y liquidación de productos financieros derivados.

Se trata del primer mercado de futuros sobre el precio del aceite de oliva que se constituye en el mundo, apoyándose en la posición de nuestro país como productor mundial (la producción española supone en torno al 50% de la cosecha mundial), y estará localizado en Jaén, dada la gran concentración de producción en esta provincia.

Inicialmente, se negociará el contrato de futuros sobre aceite de oliva virgen calidad mínima lampante, del que se esperan firmar 220.000 contratos en el primer ejercicio de funcionamiento del mercado. Tendrá seis vencimientos al año, que se liquidarán mediante entregas físicas del subyacente.

El principal objetivo que se pretende lograr con el mercado de futuros del aceite de oliva es la cobertura de los riesgos ligados a las fluctuaciones del precio. Así, los productores podrán estabilizar su flujo de ingresos a lo largo de la campaña oleícola, en un sector caracterizado por unos elevados índices de volatilidad en los precios.