Nestlé ha anunciado su decisión de utilizar exclusivamente cacao sostenible en la producción de Kitkat, la primera marca de chocolates a nivel mundial que se compromete públicamente en este sentido. La iniciativa, que se ha dado a conocer coincidiendo con el 80 aniversario de la emblemática marca, será efectiva a principios de 2016. Kitkat está ya utilizando cacao sostenible, auditado por terceros, en productos vendidos en determinados mercados pero, a partir de 2016, esta práctica alcanzará a todos los países del mundo.

Sandra Martínez, jefe de la Unidad Estratégica de Chocolates del Grupo Nestlé, ha declarado: "Nos satisface ser la primera marca que toma esta decisión". Y ha añadido que "el aprovisionamiento de cacao sostenible contribuye a preservar los recursos de las comunidades que se dedican al cultivo del cacao, a la vez que permite obtener habas de cacao de mayor calidad. Sin duda, esta decisión viene a reforzar la confianza del consumidor en Kitkat como marca responsable".

Esta iniciativa forma parte del compromiso de Nestlé de alcanzar las 150.000 toneladas de cacao sostenible en 2017, según consta en el Nestlé Cocoa Plan, un programa que tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de las comunidades que se dedican al cultivo del cacao y asegurar la calidad de la materia prima que Nestlé adquiere para su actividad.