AMDPress.- El grupo estadounidense de alimentación Kraft Foods ha vendido una parte de sus marcas de dulces a la también estadounidense Wrigley por 1.480 millones de dólares (1.140 millones de euros). La operación, pendiente de aprobarse por las autoridades de la competencia, se cerrará a mediados de 2005 y prevé la cesión a Wrigley de la marca de caramelos blandos Sugus, así como de las marcas de dulces Life Savers, Creme Savers, Altoids y Trolli.

La venta de estas marcas, que suponen un 1,5% del volumen de negocio de Kraft Foods, se enmarca dentro de la estrategia de la firma para transformar su cartera y centrar sus recursos en otras actividades. El acuerdo prevé que los 700 trabajadores de Kraft que desarrollan tareas relacionadas con estas marcas sean transferidos a Wrigley, así como los centros de Kraft en Creston (Londres), Chattanooga (EE UU), Brasov (Rumanía), Bridgend (Reino Unido) y Quebec y Ontario (Canadá).

Entre otras marcas, Kraft comercializa los productos de Oscar Mayer, Milka, Philadelphia, Maxwell House y Jacobs. Por su parte, Wrigley, la mayor fabricante de chicles del mundo, con sede en Chicago, es propietaria de la marca Orbit, entre otras, y a comienzos de 2004 compró a Agrolimen la empresa española Joyco, fabricante de los chicles Trex y los caramelos Solano.