AMDPress.- La Comisión Europea ha aprobado hoy la adquisición de la británica Allied Domecq por parte de la francesa Pernod Ricard.

Esta aprobación está condicionada a la venta por parte de Pernod Ricard de sus marcas escocesas de whisky Glen Grant, Old Smuggler y Braemer y las portuguesas de coñac 1920 y CR&F. Pernod deberá además concluir algunos acuerdos de distribución de la marca de whisky irlandés Tullamore Dew y del champaña Moet et Chandon, aunque en este caso sólo en lo que se refiere a Portugal.

Según la Comisión Europea, estas ventas serán necesarias para que la operación no cree obstáculos significativos a la competencia en el Espacio Económico Europeo o en una parte importante de él, manteniendo una competencia efectiva en todos los mercados afectados.

El pasado 21 de abril, Pernod Ricard lanzó una oferta pública para adquirir el control de la totalidad de Allied Domecq. A la vez, aceptó vender a la empresa estadounidense Fortune Brands algunas marcas y activos de producción y distribución de Allied Domecq, así como su marca Larios. Se trata de los whiskies escoceses Teachers y Laphroaig, el tequila Sauza y el coñac Courvosier, además de varias marcas locales en España (DYC, Centenario, Castellana y Fundador), Reino Unido (Harvey's, Cockburn y Teacher's) y Alemania (Kuemmerling y Jacobi). Bruselas aprobó esta operación paralela, con un valor de 4.100 millones de euros, el pasado 10 de junio.

La unión de Pernod Ricard, la tercera compañía mundial de bebidas espirituosas, y de Allied Domecq, la segunda, supondrá la generación de un grupo con ingresos anuales cercanos a los 7.000 millones de euros.