ARAL Digital.- Los proyectos conjuntos con éxito entre minoristas y fabricantes de productos de consumo producen un aumento del 6% en volumen de ventas y un 4% en los beneficios. Estos resultados se desprenden de un estudio liderado por ECR Europe y McKinsey & Company que analiza los beneficios económicos derivados de la colaboración entre ambos. En el mismo han participado cinco representantes españoles, aunque hasta 140 grandes empresas minoristas y de productos de consumo, procedentes de trece países europeos, han respondido a la encuesta global.

La colaboración entre fabricantes y minoristas ha cobrado más intensidad a través de decisiones conjuntas referentes al surtido de productos, colocación de artículos en los supermercados y mejoras en las cadenas de suministro. Dos terceras partes de los minoristas y más de la mitad de los fabricantes desarrollan amplios proyectos conjuntos y, gracias a ello, más del 60% de estas empresas ha conseguido un aumento de las ventas y una disminución de los costes.

Los participantes en la encuesta consideran fundamentales dos factores para que los proyectos conjuntos sean lo más rentables posible para ambas partes, dedicar recursos humanos específicos al proyecto y contar con el respaldo de la dirección ejecutiva de ambas partes. De hecho, el 40% de los encuestados afirmaron que, si faltan esos elementos, las iniciativas conjuntas no aportan más que costes añadidos y tensiones.

La mayoría de los proyectos de éxito giran actualmente en torno a aspectos de las ventas y el surtido, pero es evidente que se está produciendo un cambio hacia los proyectos de la cadena de suministro. De hecho, la encuesta demostró un creciente interés por la planificación de la demanda, la logística y la optimización de los procesos. Los proyectos digitales y de comercio electrónico aún no tienen un papel destacado en las iniciativas de colaboración, pero el grueso de los encuestados consideran que se van a convertir en los temas candentes del futuro. En especial, minoristas y fabricantes mencionaron el comercio electrónico, el comercio móvil y las redes sociales como los principales campos futuros de los proyectos de colaboración.