La cooperativa orensana Coren facturó en el pasado ejercicio más de 607 millones de euros (101.000 millones de pesetas), lo que representa un ascenso del 18,9% respecto a 1999. Este crecimiento se debe principalmente a la buena marcha de las ventas de pollo, conejo, pavo y porcino, productos que se han visto impulsados por la crisis de la carne del vacuno y que conforman la actividad principal de la cooperativa gallega.