AMDPress.- La comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo ha adoptado un proyecto de informe que respalda la propuesta de reglamento de la Comisión Europea para evitar las afirmaciones falsas sobre alimentos y sus componentes que puedan confundir a los consumidores, según informa el boletín Aquí Europa.

Los eurodiputados de esta comisión parlamentaria han respaldado la propuesta de la Comisión Europea de reglamentar el uso de expresiones como "rico en vitaminas", "bajo en colesterol", "light", "sin materia grasa" o"rico en fibra" para que los alimentos que las emplean se ajusten a unos criterios objetivos en cuanto a los porcentajes de vitaminas, grasas y proteínas que incluyen. Así, por ejemplo, un producto sería libre de grasa cuando tuviera 0,5 gramos de materia grasa por cada 100 gramos de peso, o "rico en proteínas” si incluyera al menos un 12% de componentes vitamínicos.

Los eurodiputados se muestran favorables a que las afirmaciones nutricionales estén avaladas por la Autoridad Europea de Seguridad de Alimentos y sólo puedan utilizarse tras superar un proceso de autorización. Los parlamentarios proponen dejan fuera de esta reglamentación al vino y a los productos agrícolas, que ya cuentan con unas reglas de etiquetado y publicidad.