La industria española de conservas de pescado y marisco registró en 2000 una cifra de exportación récord al lograr superar las 100.000 toneladas, un 24% más que el año anterior. Dicho volumen representó una facturación de 333 millones de euros (55.000 millones de pesetas), un 20% más, según los datos de Anfaco, Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos.