Aral Digital.- “Las industrias agroalimentarias han tenido que enfrentarse en los dos últimos años a una crisis especialmente complicada, pero gracias a las políticas de marketing y lanzamiento de productos adaptados a las nuevas necesidades del consumidor han respondido a los desafíos de los nuevos tiempos. Por ello, se podría decir que la competitividad de la industria alimentaria francesa se ha reorientado según dos ejes mayores: la innovación y la exportación”, según declaraciones de Valérie Lobry, director de SIAL, feria que fue inaugurada ayer domingo, 17 de octubre, en Paris y que se celebrará hasta el próximo 21 de octubre.

Según datos aportados ayer en el certamen, el mercado mundial de productos alimentarios representa casi 3.500 millardos de euros, de los que 965 corresponden al valor del negocio anual de la industria agroalimentaria europea. Este sector representa un 70% del total de las exportaciones europeas. Por su parte, los datos de Francia señalan que esta industria tiene un valor anual que asciende a 139 millardos de euros (exceptuando el alcohol). La industria agroalimentaria francesa tiene 10.568 empresas y emplea a 400.000 personas.

En relación a SIAL, este año congrega a 5.700 expositores de los que el 80% procede del extranjero, registrando la participación internacional un aumento del 7%. 550 empresas exponen por primera vez en la feria, que cuenta con la participación de 106 países y 22 regiones francesas. Armenia, Barbados, Bielorrusia, Benin, Ghana y Togo están presentes por primera vez en la feria.

Los organizadores del certamen esperan la visita de 148.000 personas procedentes de 185 países (el 60% procederá de fuera de Francia). SIAL presentará a todos sus visitantes 958 innovaciones de productos.