Durante los siete primeros meses de 2006, las exportaciones españolas de vino han caído un 4,1% en volumen, hasta los 790 millones de litros, registrándose en cambio un aumento en valor del 4,7% hasta los 876 millones de euros. Por su parte, el precio medio ha crecido un 9%, fijándose en 1,11 euros por litro, según datos elaborados por la Federación Española del Vino (FEV).

En primer lugar, el crecimiento del 4,7% en valor (39 millones de euros más), se explica por la excelente marcha de los vinos con Denominación de Origen, cuyo valor ha aumentado un 10% en dicho período, hasta alcanzar los 473 millones de euros. También evolucionan de forma positiva los vinos aromatizados ( 14%), los espumosos y cavas ( 2%) y los vinos de mesa envasados ( 1%). Por su parte, las pérdidas en valor se concentran en los vinos de mesa a granel (-7%).

En términos de volumen, las exportaciones han registrado una pérdida del 4,1%, menor a la que se venía observando desde principios de año. Esta pérdida está provocada por la caída del vino de mesa a granel, del que se han dejado de exportar casi 48 millones de litros con respecto a los siete primeros meses de 2005. No obstante, se mantienen relativamente estables las ventas de los vinos de mesa envasados (-0,3%). La evolución positiva de los vinos con D.O. ( 6%), aromatizados ( 11%) y espumosos y cavas ( 2,6%), no logra compensar en volumen la caída del vino de mesa, especialmente de los graneles.

En el análisis por mercados, durante este período destaca el aumento de las exportaciones españolas hacia Estados Unidos ( 23% en valor y en volumen), Reino Unido ( 6% en valor y 7% en volumen), mercados en los que predominan las ventas de los vinos con D.O., mientras que caen las exportaciones a los principales destinos de granel, Italia, Francia, Alemania y Portugal.